Nov 15, 2016

Un Paraíso Natural Al Borde De La Extinción

Estero jaltepeque_large
crédito de foto:El volcán Chinontepec acompaña el recorrido por el estero de Jaltepeque

Por Alfredo Carías

Un grupo de periodistas nos embarcamos en la playa la Puntilla en la zona turística de la Costa del Sol para hacer un recorrido por el estero de Jaltepeque, calificado como el segundo bosque salado más importante del país y también es una zona de amortiguamiento ante los efectos del cambio climático. 

Mientras la lancha hacía su recorrido por las aguas del estero de Jaltepeque los lugareños nos comentaban que acaban de ver nadando a un mapache atravesando el manglar, mientras las aves de rayador americano reposaban en la cúspide de los árboles de mangle y un par de garzas blancas sobrevolaban el cielo en busca de peces en las aguas cristalinas del estero.

Esta belleza paisajista es un área natural protegida, sin embargo está en peligro de desaparecer a consecuencia de la contaminación y devastación de los ecosistemas costero-marinos por la invasión de los monocultivos de la caña de azúcar que está poniendo en riesgo los medios de vida de la población lugareña nos comenta Felipe Granados que es la tercera generación de su familia que depende de la caza de cangrejos azules y punches en la comunidad de San Rafael Tasajera. 

Este cangrejo azul o cangrejo Tihuacal fue sacado de su cueva despues´de haber escarbado por media hora por el punchero Felipe. Foto cortesía de Guiilermo Martínez Orellana.

“Tenemos pocos cangrejos, no nos gusta agarramos para comerlos ni para venderlos, los tenemos para que se reproduzcan,  porque están en peligro de extinción como el punche en estos manglares, tengo 35 años de sobrevivir de punchar para sacar 3 docenas de punches yo tengo que trabajar de 4 a 5 horas, cuanto antes en 4 horas yo sacaba 14 docenas de punches hace 12 años”, manifestó Granados. 

La deforestación está afectando tanto al bosque salado como dulce. Según datos oficiales 60% del bosque de mangles se ha perdido en El Salvador, permitiendo así el aumento de la desertificación, la erosión e intrusión marina, aumentando el nivel de asolvamiento en canales y drenos del manglar, así como del mismo rio Lempa y su bocana, reduciendo la capacidad de entrada de muchas especies marinas para su reproducción como es el caso de la tortuga golfina nos cuenta Walter Velásquez tortuguero de la isla de Tasajera. 

De mil tortuguitas de la especie golfina, solo una sobrevive su trayecto en el mar. 

“Lo que me motiva es que estamos conservando la vida de las tortugas, porque las tortugas  ayudan a limpiar el mar de medusas y si no hay tortugas se nos inunda de medusas, y los pescadores no van a poder pescar en el mar, la comunidad está siendo beneficiada porque nuestros hijos podrán dedicarse a cuidar a las tortugas en el futuro”, concluyo  Velásquez.

La invasión extensiva del cultivo de la caña de azúcar con sus malas prácticas agrícolas de aplicación de pesticidas contaminantes aceleran la destrucción y muerte de la biodiversidad del estero, también está poniendo en un grave riesgo la salud de las familias campesinas de la zona y  amenaza las prácticas sustentables de desarrollo económico como la pesca, la acuicultura y cultivos agrícolas, entre otros como señalo Mauricio Orellana representante de CORDES.

“El estero Jaltepeque es una sitio RAMSAR el cual según las normativas internacionales, los gobiernos están obligados a desarrollar programas y planes para conservar y preservar este territorio pero poco se hace al respecto por parte de las autoridades del Ministerio del Medio Ambiente”, denunció Orellana.

El tortuguero de la comunidad San Rafael es el segundo regudio más importante del país, y provee de sustento a 200 personas que se dedican a la conservación de esta especie marina. 

El estero de Jaltepeque es un sitio protegido por la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas (RAMSAR), a pesar de ello, las autoridades del Ministerio de Turismo y Medio Ambiente pretenden promover un turismo de alta densidad y de gran escala de la industria hotelera que está planteado en el programa del FOMILENIO II, de desarrollarse sería el fin de este paraíso natural en El Salvador. 

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario