Sep 19, 2016

Peregrinación Al Santuario De La Virgen De La Resistencia Contra La Minería

Img_1442_large
crédito de foto:El ascenso comienza desde el cantón de "Las Limas", situado a unos 20 minutos a pie desde "Las Flores".

Por Alfredo Carías

Por onceavo año consecutivo, habitantes de San José Las Flores con fervor uno por uno salen de sus casas a las siete de la mañana (cada 14 de septiembre) para caminar por las serpentinas laderas del cerro “Los Urbina” del cantón Las Limas. 

Con mochilas a sus espaldas cargadas de pupusas, tamales, atol, frutas de temporada y botellas con agua para compartir entre sí, empiezan su marcha cada uno de los asiduos a la virgen para ascender por más de una hora y media hacía el templete.

El ascenso comienza desde el cantón de "Las Limas", situado a unos 20 minutos a pie desde "Las Flores".

Una de ellas es Alba Luz Guardado que carga un ramo de flores en sus manos como ofrenda a la virgen, “el motivo que nos hace venir a este cerro es hacer un recordatorio (de la lucha contra la minería), enseñar a los  jóvenes para que no se dejen engañar y no dejen entrar a los mineros porque nos quitarían el agua y contaminarían el medio ambiente”, manifestó Guardado.   

Así como Alba, más personas siguen su camino y desde el horizonte se pueden apreciar las diminutas filas como si fueran hormigas, de niñas, niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad que suben los interminables declives del cerro.

Dicha caminata brinda escenarios paisajísticos espectaculares donde se pueden deleitar la vista con las lomas verdes, el cielo azul, caminos estrechos de flores, túneles formado por las ramas de los árboles, zonas de cultivo y la famosa quebrada del caserío de “Los Urbina”.

Después de la extenuante caminata, para muchos asistentes dicho sacrificio vale la pena al estar en la presencia de la imagen de la virgen, su simbolismo evoca recuerdos de lo sucedido hace 11 años cuando los pobladores de San José Las Flores expulsaron a los mineros de sus tierras, considerado un acto de autodeterminación.   

Esto se remonta desde el año 2006 cuando la empresa minera canadiense Gold Martinique, descubrió que en esta zona de Chalatenango existen grandes yacimientos de oro y uranio (además de otros minerales). La compañía, sin hacer consulta alguna, comenzó a explorar la zona y descubrió que aquello podía darles importantes ganancias, más de las esperadas. Cuando los habitantes se percataron, la empresa había hecho estudios sobre el terreno y ya tenía planificada la extensión de explotación. ¡Alrededor de 40 Km cuadrados!

Los representantes de la compañía minera intentaron comprar las tierras de los locales, pero obviamente estos no aceptaron, pero la compañía no desistió, pues continuó el proceso colocando por toda la zona una especie de placas que determinaban los puntos exactos donde debían empezar con las excavaciones.

Sin embargo, San José Las Flores se ha caracterizado por ser una comunidad organizada desde el pasado conflicto armado. Los pobladores en conjunto rastrearon las placas de los terrenos marcados y comenzaron a destrozar cada una de las placas que se iban encontrando.

Esta acción de resistencia concluyo con la expulsión de los mineros, cuando algunos habitantes  amenazaron a la compañía, este hecho fue interpretado de forma jocosa por algunos estudiantes durante una presentación teatral.

"Bienvenidos a todos y todas, es bueno verlos está mañana porque cada vez somos más y seguiremos siendo más personas que se sumarán a la peregrinación al santuario de la Virgen de la resistencia contra la explotación y exploración minera”, fueron las palabras de recibimiento dadas por el profesor Nelson Orellana a los peregrinos.

"La gente se abocado a este cerro a celebrar una un año más en honor a la virgen de la resistencia como una acción solidaria de lucha contra la minería, y esta conmemoración debe servir para estar atentos de la amenaza de los mineros que está latente", destacó  Bernardo Belloso presidente de CRIPDES.

“Felicitar a todas las personas que hacemos el sacrificio de venir, de tomarnos el tiempo, porque tienen un significado enorme para nosotros, la lucha que hemos logrado de manera conjunta, con la lucha organizada hemos logrado mantener nuestro territorio libre de minería, señalo el alcalde de San José Las Flores, Felipe Tobar.

La Virgen de la Resistencia representa el aguante, la oposición y la fuerza de una comunidad entera que hizo frente a una compañía transnacional que promueve proyectos de muerte, extractivito de los bienes naturales a costa de la vida humana.

 

La peregrinación de la virgen de la resistencia se está convirtiendo en una tradición para las generaciones de San José Las Flores, que pretenden transmitirlas a las siguientes a fin de que se conserven y se consoliden en la vida de la comunidad.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario