Sep 19, 2016

La Epidemia Silenciosa

Epidemia_large
crédito de foto:Los cultivos de caña de azúcar invaden las tierras agrícolas salvadoreñas

Por Alfredo Carías

La exposición a pesticidas es nociva para la salud constituyendo el verdadero elemento detonante de una nueva epidemia sanitaria silenciosa que está afectando a las comunidades agrícolas salvadoreñas y de otras partes del mundo, destaca un informe de la Dirección de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud.

En El Salvador, la enfermedad renal crónica afecta a las familias campesinas que viven cerca de los cañales de azúcar porque sufren las fumigaciones aéreas de pesticidas como es el caso de las vidas truncadas de Oscar López y Roberto Guidos de la comunidad de San Luis Talpa.

Los doctores me dijeron que para sentirme bien, porque iba (hasta el hospital) con vómito, tenía mareos, dolor de cabeza, la vista empañada, que necesitaba una diálisis en el cuello, eso fue en el año 2012 pero no quise hacérmela y mejor preferí regresar a mí casa a morirme mejor”, concluyo López.  

Todos los químicos, madurantes que arrojan para fumigar la caña de azúcar, todo eso afectan todas las frutas, contaminan el agua del pozo que nosotros consumimos, a base de eso creo que tengo problema real. Es una enfermedad cruel, bien incomoda, que uno no siente ninguna tranquilidad, malestares que no puede ni explicar”, lamento Guidos.

La enfermedad renal crónica no solo afecta a los pacientes sino a sus familias y comunidades, como es el testimonio de la madre de Oscar López que tiene dos hijos con padecimientos de dicha enfermedad.

“Ellos desde muy pequeñitos regaban esos químicos en la hacienda, uno que está ahí enfermo (señala a Oscar López) trabajo desde muy temprana edad para darme a mí el sostén, pero ahora me duele el alma al verlo como esta de gravedad”, entre sollozos nos comenta doña Rosalía López.

A pesar que hay un reconocimiento público y oficial de las autoridades salvadoreñas de la propagación de esta grave enfermedad no existe voluntad política en el seno de la Asamblea Legislativa en apoyar la aprobación de una ley que prohíba el uso, venta y comercialización de los plaguicidas denunció Doris Evangelista representante de la Red Uniendo Manos El Salvador (RUMES).

No estamos en contra del cultivo de la caña de azúcar, estamos en contra de las malas prácticas (fumigación área de químicos y quema) para la producción de la misma, y como organización estamos ante la ASAMBLEA Legislativa pidiendo que se prohíban los agro tóxicos en los cultivos en general a nivel nacional, y creemos que hay poderes económicos que están controlando estas decisiones, estas decisiones no las toman los diputados, las toman estos poderes económicos que tienen el control de nuestro país”, aseguro Evangelista.

En América Central es la principal región del mundo en el uso masivo de agroquímicos: se estima que alrededor de 400,000 personas pueden sufrir un episodio sintomático de la intoxicación por plaguicidas cada año indica el estudio de la Dirección de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario