May 19, 2016

Una “Crisis” Del Agua Anunciada

Grifo_large
photo credit:El grifo donde no brota agua potable en un centro escolar salvadoreño

Por Alfredo Carías 

Ambientalistas, pobladoras y periodistas han venido señalando que la crisis del agua la sufren desde hace mucho tiempo miles de familias salvadoreñas y que el reconocer el problema como “emergencia nacional”, por parte del gobierno son acciones tardías y paliativas.

Desde hace 10 años los más de 300 estudiantes del centro escolar San Jerónimo en Nejapa carecen de agua potable a pesar de sus múltiples denuncias ante el gobierno, y que hasta la fecha no han sido resueltas  y siguen bebiendo agua lluvia como lo manifiesta la estudiante Mónica Alvarado.

“En este centro escolar no hay agua potable por ejemplo nosotros tomamos agua lluvia, y a veces nos enfermamos de parásitos, a veces se queda vacía la cisterna y no podemos beber agua”, aseguro la joven Alvarado.

¡Queremos agua, queremos agua! Gritan al unísono un centenar de personas afectadas por la falta del servicio de agua potable en su colonia por parte de la administración estatal. 

“Tenemos 15 días de que no nos llega ni una gotita, uno desvelándose ahí amanece cada momento y se despierta sin agua, es una incertidumbre”, lamento María Elena Aragón afectada por la falta de agua en su barrio.

Este clamor popular son expresiones cotidianas en El Salvador desde hace mucho tiempo atrás y que han sido ignoradas por los gobiernos anteriores y que la actual administración gubernamental ha tenido que hacerle frente pero de manera paliativa sin abordar los problemas estructurales como lo evidencia la visita del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho Humano al Agua Potable y Saneamiento, Leo Heller.

“Es importante que El Salvador cuente con una Ley General de Aguas, pero no cualquier ley, si es una ley perfecta puede generar atrasos, debe ser una ley que contemple la necesidad de las personas afectadas, no tener ley genera un vacío legal e institucional que puede ampliar la desigualdad y no la reducción de las brechas”, concluyo el Relator.

Una comunidad entera sin agua potable en Nejapa. La familia Pérez tiene dos años de no recibir el servicio de agua potable por parte de la Administracción Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) pero nunca falta puntualmente el recibo de pago por un ausente suministro del vítal líquido. 

La visita de la Relatoría Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho Humano al Agua Potable y Saneamiento, no es casualidad, su visita obedece cuando un país está en crisis del vital líquido y cuando un gobierno no está a la altura de hacerle frente de manera determinante al problema, por ejemplo no basta la racionalización del servicio si se continua otorgando permisos de proyectos urbanísticos en un país con altas tasas de deforestación, en un país donde las empresas continúan sin regulación estatal y se lucran comercializando el agua a expensas de miles de familias que carecen de ella, manifestaron organizaciones ambientalistas.

Comments

There are no comments yet.

Add comment