Jul 10, 2012

La represa que inundará El Salvador y Honduras

De izq. a der. Mauricio Sermeño, Coordinador Ejecutivo de UNES, Jorge Díaz, SERCOB-MNCPM, Wilfredo Rauda, Comunidad Obraguelo, Williams Rodríguez, Comunidad Agua Caliente. Foto Alfredo Carías

 


Por Alfredo Carías

Comunidades y ambientalistas salvadoreñas rechazaron el nuevo plan para construir la represa llamada El Cimarrón, dicho proyecto causaría inundaciones en los poblados y destruiría los cultivos de campesinos en los países de El Salvador y hasta Honduras.

“Existe un nuevo Plan para construir la represa El Cimarrón que le está poniendo velos de novia al antiguo proyecto de construcción de la misma represa pero como dice el dicho: “AUNQUE SE VISTA DE SEDA IGUAL QUEDA”, manifestó el ecologista Mauricio Sermeño, de la Unidad Ecológica Salvadoreña –UNES-, que acompañaron la denuncia de las y los pobladores del norte de Chalatenango que viajaron hasta la capital para brindar una conferencia de prensa.

“Venimos a denunciar y a oponernos a este proyecto de la represa El Cimarrón con el cual pretenden (la Central Hidroeléctrica del Río Lempa –CEL-) encausar el río Metayate al Río Lempa donde nuestras comunidades se verán directamente afectadas, causando muchas inundaciones en nuestros cultivos”, expresó Wilfredo Rauda, de la comunidad Obrajuelo.

El nuevo Plan contempla diez municipios: Metapán, Santa Rosa Guachipilín, Texistepeque, Masahuat, El Paisnal, San Pablo Tacachico, Citalá, San Ignacio, Agua Caliente, Nueva Concepción, causándoles efectos negativos a la economía de los habitantes de los municipios mencionados, que dependen del Río Lempa, para el desarrollo de sus actividades en la agricultura, ganadería y los servicios domésticos de sobrevivencia, provocará éxodo, emigración y destrucción del tejido familiar haciendo daño histórico, dados los cientos de años de vivir en la zona y daños a la salud en la salud, agregó Sermeño.

Entre las argumentaciones técnicas que contradicen la factibilidad de la construcción de la represa esta el factor de la época de sequia que afectaría su operación (febrero, marzo, abril, mayo) que coincide con el tiempo donde la agricultura la necesita para riego y ANDA la necesita para la zona metropolitana de San Salvador, exponen en el comunicado de prensa .

“Estamos muy preocupados porque la represa disminuirá el cauce del Lempa, alrededor de 32 kilómetros afectando a miles agricultores de las comunidades como: La Ceibita, Santa Rosa Guachipilín, Masahuat, El Carrizal, Honduritas, Guarnecia, Cujucuyo, Las Tablas, Nancintepeque, El Gavilán, Nueva Concepción, Santa Rosa, Las Mesas, San Pablo Tacachico, Atiocoyo, Natividad y San Antonio Grande entre comunidades que viven de los regadíos y no es justo que este proyecto que está planteado en los Tratados de Libre Comercio para generar energía no beneficia al país porque es para comercializarla”, aseguró Jorge Díaz, representante del Movimiento Nacional contra los Proyectos de Muerte. 

Comentarios

    Una pequeña aclaración que es muy importante: no es el río Metayate el que encausarán en el Río Lempa, sino al contrario, es el Río Lempa el que encausarán en el río Metayate por lo que harán mucho desastre en este pequeño río que no tiene la capacidad para dar cabida al enorme caudal del Río Lempa.

    Saludos

Añadir comentario